Plantas de Tratamiento de aguas.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales están diseñadas bajo el concepto de procesos unitarios, en el cual se optimiza una operación para cumplir una tarea que, a su vez, puede reducir la presencia de más de una sustancia o condición problema.


La selección adecuada de una planta de tratamiento se basa en diferentes criterios como:

 

Las características de las aguas residuales

  • Contenido cuantitativo y cualitativo de los contaminantes.
  • Estado de agregación (líquido, sólido, gaseoso; suspendido, coloidal o disuelto)
  • La biodegradabilidad y la toxicidad de los componentes orgánicos e inorgánicos.
  • Flujo másico de los contaminantes.
  • Flujo hidráulico del afluente.
  • Régimen de descarga (perfil).


Los requisitos de calidad del efluente

  • Compromisos institucionales
  • Cumplimiento de obligaciones normativas
  • Uso destinado para el agua tratada
  • Posibles restricciones futuras

 

Recursos disponibles

  • Acceso a tecnología. Personal capacitado
  • Terreno
  • Infraestructura de servicios
  • Capacidad de inversión. Costo-beneficio

Etapas del Tratamiento de Agua Residuales

Tratamiento Primario o Pre-tratamiento

Operación o combinación de estas, que aseguran las características adecuadas del agua residual para ser sometido a un Tratamiento Biológico. Pueden ser físicas, químicas o físico-químicas.


Tratamiento Secundario

Es la degradación biológica de los compuestos orgánicos. Puede ser aerobio, anaerobio, de película fija o combinación de estos.


Tratamiento Terciario o Avanzado

Son procesos a los que se somete un agua tratada biológicamente, para remover contaminantes residuales específicos.

¿Qué es una operación unitaria?

De manera convencional, se dice que una operación unitaria es una actividad que se realiza y provoca un cambio físico

¿Qué es un proceso unitario?

Igualmente, se dice que un proceso unitario es una serie de actividad que se realizan para provocar un cambio químico (o bioquímico).

Principales Operaciones y Procesos para el Tratamiento de Aguas Residuales

Soluciones para algunos problemas en el agua

Condición Problema Posible Tratamiento
Remoción sólidos gruesos Cribado
Tamizado
Remoción sólidos suspendidos Sedimentación
Flotación
Coagulación y floculación
Filtración
Remoción sólidos suspendidos finos Coagulación y floculación
Filtración
Microfiltración
Remoción de compuestos orgánicos solubles Biodiscos
Lodos Activados
Filtros Percoladores
Lagunas Aireadas
Lagunas Anaeróbicas
Reactor Anaeróbico
Lodos Activados mas Adsorción
Remoción de compuestos inorgánicos solubles Intercambio Iónico
Destilación
Ósmosis Inversa
Precipitación Química
Extracción Líquido-líquido
Remoción de grasas y aceites Separación por Gravedad
Flotación con Aire Difuso
Flotación con Aire Disuelto
Filtración
Remoción de N-NH4 Nitrificación Biológica
Arrastre con Aire
Cloración
Intercambio Iónico
Remoción de N-NO3 Desnitrificación Biológica
Intercambio Iónico
Laguna con Algas
Remoción de Fósforo Precipitación Química
Intercambio Iónico
Desinfección Cloración
Ozonación
Luz Ultravioleta
Reducción de lodos Digestión Aeróbica
Digestión Anaeróbica
Oxidación Húmeda
Incineración
Compactación de lodos Coagulación y Floculación
Flotación
Espesamiento
Evaporación
Centrifugación
Filtración al Vacío

Se deben diseñar las operaciones y procesos de tratamiento, de tal modo que manejen los valores extremos de la variación de calidad y cantidad, para obtener un producto final (agua tratada) dentro de las especificaciones fijadas.

 

Las aguas residuales se tratan, normalmente, mediante una combinación de operaciones y procesos físicos, químicos, fisicoquímicos y biológicos. Sin embargo, es posible tratar las aguas residuales solamente con métodos de uno o dos tipos (por ej. fisico-químicos).

 

Cada operación, generalmente, tiene ramificaciones hacia otras corrientes del proceso de tratamiento y su entrelazamiento incrementa la eficiencia de una u otra