Muros verdes

Un muro verde tiene la capacidad de transformar un entorno urbano y convertirlo en un espacio agradable para al ser humano. Permite mejorar la calidad de vida de las personas que lo disfrutan al aumentar las áreas verdes en espacios que antes no podían aprovecharse. Protege además a las fachadas contra la radiación solar reduciendo el fenómeno “isla de calor”, preserva la estructura de un inmueble, funge como aislante térmico y acústico y tiene la capacidad de filtrar grandes cantidades de aire.

En interiores se utiliza cada vez más como parte del diseño arquitectónico. Aumenta el valor de los inmuebles, mejora la calidad del aire, mantiene una humedad constante y agradable y reduce la variación de temperatura en espacios pequeños.

BENEFICIOS

Protección del inmueble contra el calor, la lluvia ácida y los rayos ultravioleta
Supresión del efecto del reflejo de calor 'efecto isla térmica'
Aislante térmico, ahorro de energía - Reducción del uso de sistemas de aire acondicionado y/o calefacción
Aislante acústico
Control de lluvias torrenciales y granizo
Captación y filtración de aguas pluviales
Aire limpio y filtro de CO2
Retención de partículas suspendidas
Restauración de hábitat, espacio protegido para plantas, aves y mariposas
Salud y bienestar personal
Beneficios educativos
Incremento en el valor de la propiedad
Las características ecológicas tienen valor comercial
Ahorro en gastos de mantenimiento
Beneficios fiscales y contables
Leadership in Energy and Environmental Design - LEED